Mostrando entradas con la etiqueta salud. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta salud. Mostrar todas las entradas
MEXICALI.- El estrés juega un papel importante en nuestras vidas, desde los orígenes nos ha servido como medio de supervivencia, ayudándonos a luchar o escapar de los peligros. Hoy en día, ya no requerimos del estrés de la misma manera pero ha quedado en la memoria celular de nuestro cuerpo, y cuando se presenta por mucho tiempo, comienzan a presentarse los problemas.

La experta en terapia holística y ‘Mindfulness’, Flor Valle López, participó en una charla en CETYS Universidad gracias al programa "Si a la vida" a cargo del Departamento de Vida Estudiantil del campus Mexicali. En su intervención, la invitada dijo que hay estrés en todo el mundo y en todos lados, no precisamente en estudiantes o empleados de grandes empresas.

“Para bien o para mal hemos sido formados de esa manera, el estrés lo que hace es que estemos preparados para subsistir, a nuestro cerebro no le interesa que seamos felices sino que sobrevivamos. Lo importante aquí es revisar cómo estamos dirigiendo nuestra vida; la percepción de las cosas; aceptar que vivimos momentos difíciles; hacer ejercicio; practicar técnicas de relajación; y cuidar los pensamientos”, mencionó.

Valle López aseguró que más del 75% de las visitas al médico tienen alguna relación con el estrés, presentándose éste con síntomas de dolor de cabeza, estómago, falta de sueño, enojo, ira, agotamiento, así como problemas sociales que impiden relacionarnos con los demás. El estar estresado por periodos prolongados deriva en un estado de ansiedad que, si no se controla, puede provocar un trastorno generalizado.

A pesar de los efectos negativos de un mal uso del estrés, Flor Valle comentó que nos sirve para impulsarnos y motivarnos en los desafíos de la vida diaria, en donde nuestros pensamientos son un factor clave para vivir mejor.

El método ‘Mindfulness’ es la intencionalidad de estar atento, ordenar a tu cerebro a prestar atención con mucha más calidad, donde es posible darse cuenta de lo que sucede a nuestro alrededor, en nuestro interior y en nuestro cuerpo físico.

“La idea es que podamos darnos un momento para reflexionar y aceptar nuestros pensamientos y a la vez dejarlos ir, es importante reconocer que sólo el 30% de lo que pasa por nuestra mente es verdad, el resto lo inventamos. Nosotros no somos nuestros pensamientos y para lograrlo hay que dejarlos de lado para que descanse nuestra mente. La premisa para recordar es que ‘no es la situación, es cómo yo tomo la situación’”, agregó.

Por su parte, Dana Fonseca, directora de Asuntos Estudiantiles en campus Mexicali, agradeció la charla de Flor Valle para que los estudiantes y maestros pudieran conocer más herramientas para el cuidado de su salud.
Fuente: http://www.unimexicali.com/noticias/bajacalifornia/521157/75-de-las-visitas-al-medico-estan-relacionadas-con-el-estres-experta.html


Durante siglos, la gente ha ralentizado su respiración para calmar sus mentes. Para algunos de nosotros, esto toma la forma de meditación o yoga; para otros, es 10 respiraciones profundas antes de un ataque de pánico es lo que los ayuda a permanecer en “paz”.

Independientemente del nombre que le pongas, ahora existe evidencia científica que respalda el hecho de que nuestra respiración induce una sensación de tranquilidad - aunque nadie ha sido capaz de averiguar exactamente cómo sucede. Ahora, investigadores creen que podrían haber encontrado finalmente la respuesta, señalando a un pequeño grupo de neuronas en los tallos cerebrales que conectan la respiración con sentimientos de calma. *La investigación hasta ahora se limita a los ratones - científicos todavía están por replicar los resultados en los seres humanos.

Pero el cerebro del ratón tiene muchas similitudes con el cerebro humano, por lo que es un buen punto de partida que podría comenzar a explicar a nivel físico cómo las prácticas como la meditación y el yoga pranayama pueden traer sentimientos de calma y euforia.

"Este estudio es intrigante porque proporciona una comprensión celular y molecular de cómo podría funcionar", explicó el investigador principal Mark Krasnow de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford.

El grupo de células en cuestión pertenece al complejo pre-Bötzinger, un área de neuronas profundas dentro del tallo cerebral que se sabe que se dispara cada vez que inhalamos o exhalamos, como un marcapasos respiratorio.

El año pasado, Krasnow y su equipo encontraron pruebas de que un pequeño grupo de neuronas dentro de este complejo pre-Bötzinger que eran las únicos responsables de generar suspiros, sin ellos, los ratones nunca suspiraban y cuando eran simulados, los animales no podían dejar de suspirar.

En este último artículo, encontraron un grupo separado de neuronas en el complejo que tienen una función más zen - que parecen regular estados de calma y excitación en respuesta a nuestra respiración.

Fuente: http://www.muyinteresante.com.mx/salud-y-bienestar/mente-y-cerebro/17/04/3/identifican-celulas-responden-meditacion-cerebro-salud-tranquilidad/


Los malos hábitos de vida actuales son responsables de la mayor parte de las enfermedades que hoy nos afectan, por eso, una nueva corriente llamada mindfoodness o alimentación consciente intenta ayudarnos a mejorar la forma en que comemos. Hoy te contamos qué es y cómo puede beneficiar tu salud este tipo de alimentación.
¿Qué es la alimentación consciente?

En las redes sociales este tipo de alimentación se conoce como mindfoodness, un término que deriva del mindfulness que es la capacidad de prestar atención plena al momento presente. Es decir, sería el mindfulness aplicado a la alimentación para lograr la capacidad de prestar atención a lo que comemos.

Según el psicólogo- psicoterapeuta Alejandro Camacho Alpuente, el mindfoodnes implica relacionarnos con los alimentos a través de mindfulness o conciencia plena. También implica una nueva relación con nosotros mismos, pues debido al componente emocional que hay bajo muchas forma de comer y que a su vez ello lleva a muchos problemas con la alimentación, el mindfulness podía ser una herramienta muy buena en el ámbito de la salud alimentaria.

En definitiva, el mindfoodness o alimentación consciente busca mejorar la forma en que nos relacionamos con la comida trabajando en la esfera mental y emocional sobre todo. No es una dieta en particular ni un recurso para perder peso, sino que es una forma de alimentarnos cuyo fin último es mejorar la forma en que comemos.
Cómo una alimentación más consciente puede beneficiar la salud

Si nos detenemos a pensar en la forma en que comemos fácilmente nos daremos cuenta de lo mucho que se modificaría nuestra alimentación si intentamos volver más consciente la misma, estar más atentos al momento de comer.

En la actualidad el ritmo de vida que llevamos nos empuja a comer con prisas, sin registrar en su mayoría lo que ingresa en nuestra boca y muchas veces, sin preguntarnos acerca de qué estamos metiendo en nuestro cuerpo o si realmente tenemos hambre y deseos de comer.

Pero el mindfoodness o la alimentación consciente intenta desarrollar en nosotros el comportamiento contrario, es decir, promueve el autocontrol y el autoconocimiento, rescatando señales internas que tenemos olvidadas y volviendo más "racional" y menos automático el comer actual.

De esta forma, la alimentación consciente puede ayudarnos a prevenir la obesidad, pues nos ayuda a comer por necesidad controlando las ingestas por emociones o por factores externos así como otros comportamientos nocivos como los atracones según señala un estudio publicado en Obesity Reviews.

De igual forma, por mejorar la relación con los alimentos y así, promover un comportamiento alimentario saludable, la alimentación consciente o mindfoodnesspuede contribuir a la prevención de diferentes trastornos alimentarios, como concluye una investigación publicada en Eating Disorders.



EL MINDFOODNESS O ALIMENTACIÓN CONSCIENTE BUSCA ENSEÑARNOS A RESPETAR LAS SEÑALES INTERNAS SIN DEJAR A UN LADO EL PLACER QUE PUEDE BRINDAR LA COMIDA CON EL OBJETIVO DE INCENTIVAR UNA RELACIÓN MÁS SANA CON LA COMIDA
El mejor autocontrol al momento de comer puede ofrecer más beneficios a nuestra dieta y por lo tanto, a la salud del organismo, como por ejemplo: reducir los antojos y tentaciones o el comer por estímulos ajenos a la verdadera necesidad de ingerir alimentos como ha concluido un estudio publicado en 2010, o también, optimizar el tamaño de las porciones de alimentos ingeridas como señalan científicos canadienses y australianos.

La alimentación consciente entonces pretende desarrollar en nosotros la capacidad de ajustar en la medida de lo posible lo que comemos a las necesidades del cuerpo, sin evitar aquellos momentos placenteros vinculados a la alimentación.

Por todas estas razones, una alimentación más consciente puede evitar conductas nocivas al momento de comer que con el tiempo, perjudican la salud.

Cómo poner en práctica el mindfoodness
Para lograr una alimentación más consciente o poner en práctica el mindfoodness, se requiere de un abordaje integral no sólo de la mano de profesionales de la nutrición, pues se requiere de entrenamiento a nivel cognitivo, conductual y emocional que nos permita un mayor autoconocimiento y el logro del autocontrol al momento de comer.

Así, se requiere de apoyo profesional y de la puesta en práctica de una serie de ejercicios que nos ayudan a volver más consciente las señales internas y a controlar las externas. Por ejemplo: aprendemos a diferenciar hambre fisiológico de hambre psicológico, a disfrutar de un bocado placentero y a reconocer la saciedad en nuestro cuerpo.

No es algo que lograremos de un día para el otro, pero con el tiempo es posible alcanzar una alimentación más equilibrada y una relación saludable con los alimentos que nos permita disfrutar de la comida y alejarnos de enfermedades producidas por malos hábitos alimentarios.

Entre los recursos usados para lograr una alimentación consciente que desde ahora puedes poner en práctica encontramos el registro diario de alimentos, el sentarnos a comer siempre y hacerlo sin distractores (televisión, música u ordenador), masticar cada bocada y comer más despacio.

Bibliografía consultada | Obesity Reviews, Volume 15, Issue 6, June 2014, Pages 453–461; Eating Disorders, Volume 19, 2010, Issue 1; Appetite, Volume 55, Issue 1, August 2010, Pages 160–163; Journal of Health Psychology, Vol 19, Issue 6, 2014. https://www.directoalpaladar.com/salud/alimentacion-consciente-que-es-y-como-puede-beneficiar-tu-salud.

Entrevistamos a Eric Knouse, co-fundador de Mindful Science, con el que hablamos de cómo las prácticas mente-cuerpo, que rápidamente están abriéndose paso en los modelos de salud occidentales, son la clave para enfrentarnos a los terribles males de nuestra sociedad moderna.


En 2007, hace ya 10 años, accediste a lo que se podría denominar un “estado expandido de conciencia”.

Después de décadas de trabajo en el campo del desarrollo de negocios, me retiré a una pequeña cabaña en las montañas de Colorado, a 2500 metros de altura. Cada día me dedicaba a cortar madera para calentar la cabaña y, agotado, me sentaba en mi vieja silla y respiraba en silencio. Cerraba los ojos, me relajaba y observaba mi respiración. Me hacía sentir tan bien que lo convertí en una rutina diaria. Un día que nunca olvidaré desencadené un estado interior de indescriptible claridad, paz y felicidad. Fue tan profundo, tan real y luminoso, que me dejó conmocionado. Me pilló totalmente desprevenido, pues nunca busqué ni esperé experimentar algo así, y por eso siempre suelo decir que cambié mi vida por accidente (risas).

Y quisiste encontrar una explicación a tu experiencia.

Bajé a la ciudad y comencé a hablar con amigos, doctores, psicólogos, practicantes de Yoga, maestros budistas… con cualquier persona que pudiera ayudarme a entender lo que estaba sucediendo en mi cuerpo y en mi mente. Aprendí que las tradiciones místico-espirituales tenían diversos nombres para este tipo de experiencias, pero lo que realmente llamó mi atención fue lo que me revelaron mis amigos científicos: había activado una respuesta parasimpática en el sistema nervioso autónomo, lo que el Dr. Herbert Benson llamó la Respuesta de Relajación.

¿Puede todo el mundo activar voluntariamente esta respuesta parasimpática?

Absolutamente. Con preparación y sencillas prácticas diarias cualquier persona de cualquier edad puede aprender a crear este estado de seguridad en su cuerpo y en su mente.

Sentirnos seguros es una de nuestras asignaturas pendientes. Parece que estamos sumidos en un constante estado de amenaza, miedo, estrés y ansiedad.

Los estudios nos muestran que nuestros estilos de vida occidentales están aumentando alarmantemente los niveles de estrés, ansiedad y depresión en la población. Nos encontramos viviendo en un estado crónico de distracción, reacción y miedo porque ya no sabemos cómo encontrar seguridad. La seguridad interior es la clave para activar una respuesta de crecimiento en nuestro organismo y nuestra psique.

Y qué decir de otros males como la preocupación o la tristeza…

Nos estamos perdiendo la vida. Nos preocupamos, sufrimos, y la tristeza se convierte en algo normal para nosotros, con lo que el sistema nervioso aprende a operar desde una línea de base de tristeza que reproduce constantemente. Normalizar la tristeza genera un gran desconcierto mental, lo que a su vez activa ese caos nervioso, hormonal y celular que frecuentemente suele desembocar en enfermedades físicas o en depresión, la tercera causa de muerte según la OMS.

¿Cómo pueden ayudarnos el silencio, la introspección y la práctica del mindfulness/atención plena?

La mayoría del tiempo nuestros pensamientos son acerca de un pasado que nos atormenta o un futuro que solemos pintar como terrible. La buena noticia es que podemos aprender a observar estos pensamientos en total aceptación y podemos aprender también a regresar al momento presente. La respiración es la clave. Además de anclarnos en el aquí y ahora, una respiración sosegada le indica al sistema nervioso que todo está bien. Estamos seguros, a salvo; no hay de qué preocuparse. La respiración consciente es la herramienta de autorregulación y transformación más poderosa que poseemos como especie. Cuando respiramos pausadamente, el sistema nervioso responde de inmediato restaurando todos nuestros mecanismos biológicos de crecimiento y nuestras funciones cognitivas superiores.

La respiración como clave de la transformación personal.

Cuando sólo hay aliento, no hay lugar para el miedo. Y cuando no hay miedo, permitimos que el cuerpo-mente regrese a ese estado original de equilibrio que conocemos como homeostasis, donde nos sentimos plenos, sanos y en armonía.

Salud, paz interior, felicidad… Es lo que todo el mundo quiere.

Y podemos elegir activar voluntariamente estos estados interiores. La claridad de pensamiento y los sentimientos de felicidad emergen en nuestra conciencia cuando enfocamos nuestra atención en el momento presente sin distorsiones, y la respiración es una forma efectiva y placentera hacerlo. Respirar conscientemente nos permite desarrollar esa virtud que todos poseeemos de estar presentes con lo que hay, con la vida que surge, en total aceptación, confianza, apertura y curiosidad. Las ciencias contemplativas llevan siglos transmitiendo este mensaje y hoy la ciencia valida empíricamente sus postulados.

Parece muy simple, pero da la sensación de que no todo el mundo está dispuesto a hacerlo.

Creo que una vez que somos honestos con nosotros mismos, una vez que entramos en profundo contacto con nuestro dolor y nos damos cuenta de cuánto sufrimos realmente, de una forma u otra tomamos la decisión de salir de nuestro infierno personal y buscamos vías de suavizar nuestra angustia. Lo importante es acompañar esta decisión de una acción correcta. Debemos emprender estrategias útiles y alejarnos de las neurosis y los arranques narcisistas. El camino del bienestar, el autodesarrollo y la autorrealización es un camino de práctica. La atención plena a la respiración es la mejor forma que encontré de transitar el momento presente en armonía.

¿Cómo pueden las tecnologías modernas apoyar este proceso de autorregulación mente-cuerpo?

Hoy sabemos que el cuerpo y la mente pueden transformarse con práctica diaria, y las tecnologías de biofeedback pueden ayudarnos a acelerar nuestro proceso de transformación cuerpo-mente al mostrarnos lo que está pasando, en tiempo real, cuando practicamos. Una vez que vemos frente a nosotros los fabulosos cambios que nuestra práctica genera, nos sentimos impulsados a continuar en nuestro viaje a las profundidades de nuestro ser. Este es, en mi opinión, el gran valor de las nuevas tecnologías biométricas.

¿Cuál será el papel futuro de las prácticas mente-cuerpo en la sanidad pública?

Las prácticas mente-cuerpo son un recurso imprescindible para el nuevo modelo de asistencia sanitaria que está emergiendo, aunque todavía no gozan de la popularidad que merecen. Existen aún demasiados conflictos de interés a nivel corporativo, y creo que todos sabemos a qué me refiero. El bisturí y los fármacos seguirán existiendo, pero las prácticas mente-cuerpo cambiarán la forma en que nos implicamos con nuestra salud. Nos ayudarán a comprometernos con nuestra autorregulación sin derivar nuestra responsabilidad personal, sobre todo a nivel preventivo.

¿Algún consejo para lograr este estado interior de calma y paz?

Es sencillo. En primer lugar, comprométete. Toma la decisión de participar responsablemente en tu bienestar a través de la práctica regular. Si no sabes muy bien cómo comenzar, aprende de profesionales que puedan ayudarte a establecer un hábito meditativo consistente y duradero. En esta comunidad online de Mindful Science puedes empezar gratis y permanecer ahí tanto tiempo como necesites. Una vez que decidas implicarte más profundamente, te daremos apoyo personalizado y tendrás acceso a la enorme colección de prácticas mente-cuerpo con base científica que hemos creado.
Fuente: https://www.mindfulscience.es/salud-y-felicidad-son-estados-que-podemos-activar-voluntariamente-en-nuestro-cuerpo-y-en-nuestra-mente/




De acuerdo con la psicóloga, este tipo de violencia es la primera que aparece en las relaciones de pareja y aunque no deja huellas visibles y puede pasar tiempo para que la víctima tome conciencia de que es inaceptable.

Por DGCS-UNAM

Ciudad de México, 26 de febrero (SinEmbargo).– “Si voy por la calle y me asaltan quizá me hieran o me hagan algo más. Aunque esto deja consecuencias graves, es algo que ocurre sólo una vez. En la violencia de pareja o doméstica el enemigo vive conmigo, es parte de mi cotidianidad. En este caso, la agresión no sólo es intensa, sino también frecuente, es un daño sostenido”, dijo Dolores Mercado Corona, de la Facultad de Psicología (FP) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en un comunicado.

Cualquier tipo de violencia es dañina, ya sea física, económica o sexual, pero la psicológica es más perniciosa, “porque hay tensión y miedo de que suceda de nuevo”. Es la más común porque es la primera que aparece en las relaciones de pareja, antecede a otros tipos y pudiera ser un ensayo en el que se aprende a transgredir los límites del respeto y así pasar a otros tipos, agregó la especialista.

La psicológica surge de la interacción y es fácil ejercerla porque el instrumento es el propio cuerpo: gestos u omisión de acciones, y como la mayor parte de las veces es verbal, se expresa con devaluaciones, insultos, falta de respuesta e ignorar a la persona agredida. “Además, no deja huellas visibles y puede pasar tiempo para que el receptor o víctima tome conciencia de que esas acciones son inaceptables”.

RELACIONES DE NOVIAZGO
El noviazgo se ubica entre las relaciones en las que hay un contacto psicológico estrecho; la persona se interesa genuinamente por la otra, que la escucha y con sus acciones la hace sentir bien.

Esa es la base o la teoría de cómo tendría que ser, y creo que muchas veces empieza así, aunque también está la atracción física, que generalmente es la entrada para ese vínculo, que se fortalece en el trato cotidiano; después de un tiempo, si eso ocurre ya no es sólo atracción, sino también amor.

Pero en algún momento empieza a cambiar la situación, “el mapa deja de ser igual que territorio” y hay un conflicto de intereses. Uno quiere o espera una cosa, y el otro algo diferente.

ORIGEN
Se han detectado algunos factores en el origen de la violencia durante el noviazgo, como la necesidad biológica y de apego, el miedo a la pérdida, el querer controlar las actividades personales y sociales de la pareja.

Otro factor es no aceptar las diferencias... Para vivir en grupo es importante hacerlo, porque son un aspecto positivo que fortalece a la sociedad. Sin embargo, en el noviazgo, por ser tan significativo, uno de los miembros quizá desee que su pareja sea lo más semejante a él, y de ahí nace el deseo de control y la frustración al descubrir que no es como se imaginó.

La relación de pareja no es sencilla, y aunque la violencia ocurre a todas las edades, los datos indican mayor incidencia en los grupos de menor edad, dijo la investigadora. “El cerebro del ser humano termina de madurar hacia los 20 años, por lo que en la adolescencia aún no se desarrolla el autocontrol emocional, y en muchos casos es una etapa emotiva por razones hormonales y sociales”.

En esas circunstancias ocurre la falta de desarrollo del repertorio social. Las reglas de la convivencia que aprendimos en la infancia rara vez incluyen cómo tratar al otro; lo que se asimila en el hogar es al observar la relación entre los padres, que no siempre son el mejor modelo. El repertorio social para tratar a la pareja se desarrolla en las primeras relaciones de noviazgo y los antecedentes y experiencias de cada persona influyen en su desarrollo.

Las creencias patriarcales sobre la igualdad de las personas son importantes en el surgimiento de la violencia. Según aquéllas, los varones mandan y ellas obedecen; las mujeres son lindas y merecen todo, por lo que ellos deben cumplir sus gustos. “Estas reglas culturales fomentan la desigualdad y las expectativas irreales y son origen de comportamientos conflictivos”.

DISMINUCIÓN DE LA VIOLENCIA

“No estoy segura de que haya alguna forma de evitar la violencia, porque una vez que aparece tiende a incrementarse. Sin embargo, debemos intentar disminuirla”, aconsejó.

Hay dos posibilidades para controlarla, una externa y otra interna. En la primera son importantes la reprobación social, las leyes, los castigos judiciales o de otro tipo. “Sin embargo, su ineficacia y consecuencias colaterales son bastante conocidas: la violencia produce más violencia.

En este contexto, es importante detenerla o impedirla en el momento en que se presenta, es decir, cero tolerancia. Los adolescentes deben aprender que la violencia de pareja, igual que de otros tipos, no se debe aceptar.

La opción de control interno y de prevención ofrece más posibilidades para evitar o disminuir este comportamiento, porque se relaciona con el propio individuo, con su formación, experiencias y educación.

Como en el control externo, en éste es necesario trabajar con los padres de familia, con el sistema educativo, con maestros y niños desde sus primeros años para generar una filosofía del respeto a los derechos del otro.
Fuente: http://www.sinembargo.mx/26-02-2017/3159834


El sistema inmune es lo que nos permite ir por el mundo sin claudicar ante todo tipo de agentes infecciosos que abundan en el medio ambiente. Es imposible controlar del todo nuestra exposición a virus, bacterias y demás patógenos, pero si tenemos un sistema inmune sano, el cual podemos cultivar comiendo bien, haciendo ejercicio y evitando el estrés, podemos aumentar en gran medida las probabilidades de no enfermarnos y poder hacer nuestra vida sin demasiadas preocupaciones.

En la actualidad sabemos que algunas personas son capaces de sobrellevar numerosas adversidades sin que éstas los suman en la ansiedad, la depresión o la desesperanza; asimismo, muchas personas mantienen con gran estabilidad un estado de ánimo positivo. De aquí que diferentes psicólogos hayan identificado el concepto de un sistema inmune psicológico. Dan Gilbert, psicólogo de Harvard, asegura que los individuos tienen un sistema inmune psicológico que les permite enfrentar adversidades sin desmoronarse:
Mi mujer jamás se enferma y yo pillo todos los resfriados. Lo mismo ocurre con el sistema inmune psicológico. Hay personas que son resilientes ante la peor tragedia. Otras personas se entristecen a la mínima. Pero lo interesante es que la inmensa mayoría de los seres humanos son del primer tipo. El 75% de las personas vuelven a ser felices en los 2 años posteriores al peor trauma que te puedas imaginar.

La resiliencia tiene un componente natural o innato; ciertas personas parecen nacer con una capacidad mayor de tolerar molestias, adversidades y demás estrés mental. Sin embargo, claramente esta capacidad también puede cultivarse, incluso a niveles muy superiores a los de la norma. Una de las cosas que permiten cultivar la resiliencia y este llamado sistema inmune psicológico es encontrar significado en la vida. Cuando alguien se enfrenta a una contrariedad, si no tiene una profunda motivación --como puede ser un trabajo que ama o una familia de la cual cuida-- puede rápidamente desarmarse y caer preso de una "infección psicogénica". Quien ha hallado significado y cuyas actividades giran en torno a aquello que le da sentido a su vida, se levanta rápidamente de la mayoría de las contrariedades o contingencias ya que, ante la visión global del sentido, éstas generalmente son sólo pequeñeces o, en caso de que sean situaciones muy graves, logran ser transformadas en formas de crecimiento. Uno de los aforismos del lojong del budismo tibetano sugiere que las adversidades deben tomarse como parte del sendero espiritual. 


EL SISTEMA INMUNE PSICOLÓGICO ES LO QUE IMPIDE QUE LAS ADVERSIDADES, EL ESTRÉS Y LAS CONTINGENCIAS NOS AFECTEN DE TAL MANERA QUE HAGAN MISERABLE NUESTRA VIDA

Podemos hablar entonces de dos aspectos fundamentales del sistema inmune psicológico: el componente de resiliencia y el componente de eudaimonía, esto es, la felicidad sostenible que no proviene del placer sino del significado o de la vida del alma.

Gilbert sostiene que numerosos estudiosos sugieren que las personas tienen un temor infundado a eventos negativos, pues cuando éstos suceden suelen procesarlos mejor de lo que pensaban; esto ocurre porque ignoran que tienen un sistema inmune psicológico y subestiman su propia resiliencia. En realidad los eventos extraordinarios, tanto positivos como negativos, no cambian nuestras vidas tanto como pensamos. En este sentido es más importante el cultivo cotidiano de nuestra mente.

El maestro de meditación budista Alan Wallace sostiene que la meditación es una forma de cultivar el sistema inmune psicológico probada desde hace milenios. Principalmente, la meditación permite cultivar la relajación, la concentración y el desapego a eventos mentales con los que nos identificamos. Si utilizamos la metáfora de que ciertas emociones, conceptos o pensamientos son como bacterias o virus, la meditación hace que estos patógenos no logren encontrar un huésped al cual adherirse --la mente se vuelve como una casa vacía-- o que no vivamos los procesos inflamatorios propios de una excesiva reacción inmune como, por ejemplo cuando alguien nos dice algo que lastima nuestro ego. El doctor David Kessler ha teorizado que la mayoría de las enfermedades mentales tiene como causa lo que llama una "captura", algo que capta de manera obsesiva nuestra atención. Por ende, si somos capaces de dominar nuestra atención tendremos un sistema inmune más competente.

Alan Wallace cita al gran maestro indio Shantideva, quien señalaba que "una persona distraída vive continuamente en las fauces de las aflicciones mentales". Una mente que no es capaz de controlar su atención es susceptible a desequilibrios "como la lasitud o la excitación, es como si el sistema inmune psicológico estuviera discapacitado, por lo que todo tipo de problemas mentales fácilmente nos abruman. El cultivo de la atención dirigida tiene un directo e importante efecto en la moralidad y la libertad de la voluntad", dice Wallace. Y también:
La práctica meditativa integral es como una dieta sana que es indispensable para mantener tu vitalidad y tu resistencia a la enfermedad. De la misma manera, una práctica meditativa balanceada durante una vida socialmente activa aumenta tu sistema inmune psicológico, de tal forma que eres menos vulnerable a desequilibrios mentales de todo tipo.
Fuente: http://pijamasurf.com/2017/02/sabias_que_tienes_un_sistema_inmune_psicologico_y_que_puedes_aprender_a_fortalecerlo/


LA FASCINANTE CIENCIA DE LA EPIGENÉTICA EXPLICADA (O CÓMO SE INSCRIBEN TUS EXPERIENCIAS EN TUS HIJOS)

En los últimos años la epigenética ha demostrado que nuestra concepción de la herencia como solamente limitada al ADN es errónea, ya que es posible transmitir experiencias a nuestros hijos, las cuales no se inscriben en el ADN. El siguiente video muestra con un sencillo ejemplo cómo funciona la epigenética. En el caso de una serie de ratas de laboratorio que recibieron electrochoques cuando eran expuestas a acetofenona, las siguientes generaciones también desarrollaron neuronas sensibles a este olor frutal, transmitiendo así su experiencia del temor a esta señal, algo que evolutivamente podría ser muy útil.


La génetica como la concocíamos decía que características como la memoria, las cicatrices, los músculos (experiencias, aprendizajes), no se transmiten, sólo el ADN, ya que no se inscriben en él. Sin embargo, los investigadores han notado que estas experiencias cambiaron genéticamente a las siguientes generaciones, si bien no en cuanto al ADN sino en cómo el código se lee, en cómo se activan los genes, lo que se llama etiquetas epigenéticas, una especie de switch que activa o apaga ciertos genes (en el caso de las ratas, dichas etiquetas modificaron las células espermáticas). En los últimos años se ha descubierto que la relación entre los genes y el medio ambiente es más importante que la presencia de genes individuales.

Un caso famoso con humanos fue documentado en Överkalix, Suecia. Para el asombro de los científicos, niños que habían vivido temporadas de escasez en las cosechas tuvieron una descendencia mucho más sana que aquellos que habían vivido temporadas de abundancia: menos diabetes, mayor longevidad, etc. El doctor Bygren, autor de la investigación, concluyó, eliminando factores socioeconómicos, que de alguna manera los pobladores de Överkalix estaban transmitiendo experiencias a sus hijos y nietos. Lo anterior sugiere que no sólo pasamos nuestros genes sino también un aspecto cualitativo de nuestra existencia, incluyendo nuestra salud o algunos factores a los cuales hemos acostumbrado a nuestro cuerpo.

Otro estudio mostró que los traumas que vivimos pueden ser transmitidos hasta por dos generaciones a través del esperma.

Sin duda, todo esto nos deja pensando en las sutilezas de los mecanismos de herencia y en cómo cada uno de nuestros actos moldea a las siguientes generaciones y afecta su facilidad o dificultad para adaptarse a las condiciones de la existencia.
Fuente: http://pijamasurf.com/2016/03/epigenetica-como-nuestra-salud-y-nuestros-traumas-son-heredados-a-nuestros-hijos-video/
¿Qué es la Esclerosis Múltiple?
La Esclerosis Múltiple es una enfermedad del Sistema Nervioso que compromete la integridad del cerebro, la médula espinal y los nervios ópticos. Se observa (como correlato neurológico característico) una destrucción de las vainas de mielina que recubren los axones de las neuronas (lesiones en forma de placas), lo que enlentece la conducción eléctrica de éstas generando muy diversos síntomas (motrices, sensoriales, visuales, etc.) cuya presentación suele darse en forma de episodios agudos (brotes periódicos con recuperación parcial/total).

Suele diagnosticarse entre los 28 y los 35 años de edad, en un momento en el cual la persona puede encontrarse en pleno desarrollo de sus objetivos existenciales. Por todo ello el impacto emocional de la enfermedad suele ser de gran entidad, siendo relativamente frecuente la aparición de problemas comórbidos de salud mental (depresión, ansiedad, trastornos del sueño, etc.) que requieren una atención exhaustiva y especializada. Las relaciones sociales también pueden verse condicionadas por la aparición de la enfermedad, así como los estilos de vida previos al diagnóstico (aficiones, p.e.); lo que puede generar un malestar adicional.

En el presente artículo de Joaquín Mateu Molla, Psicólogo especialista en Psicopatología y Salud y Doctorado en Psicología Clínica, analizaremos someramente algunas de las diversas propiedades terapéuticas del Mindfulness para personas con Esclerosis Múltiple, subrayando los beneficios que pueden desprenderse de su práctica.

CÓMO PUEDE AYUDAR EL MINDFULNESS A PERSONAS CON ESCLEROSIS MÚLTIPLE
La Esclerosis Múltiple supone, a menudo, un reto de enorme complejidad para la persona que se enfrenta a ella y para su entorno social próximo. Por este motivo, es necesario poner en marcha mecanismos adaptativos ante circunstancias que ocasionalmente devienen estresantes en extremo, especialmente derivadas de las limitaciones funcionales que pueden ir acentuándose con el devenir de los años. En este contexto es habitual que la autoimagen sea sometida a un proceso continuo de revisión y redefinición, así como la línea de vida que se había trazado hasta la aparición de la enfermedad. Es de ineludible utilidad, por tanto, fomentar un estilo de afrontamiento compatible con una experiencia vital significativa no sólo en términos prácticos (poder seguir desarrollando las actividades cotidianas con normalidad), sino también desde el prisma del bienestar subjetivo (satisfacción con la vida y sentido íntimo de coherencia). Reducir la incertidumbre, diluir el miedo al futuro y estimular un pensamiento optimista constituyen formas de percibir el mundo que revisten un valor incalculable en el contexto de esta patología. Y es que lo realmente importante no es seguir simplemente adelante, sino hacerlo de un modo satisfactorio en un proyecto personal de autorrealización.


El Mindfulness, nutrido por las raíces de los conocimientos ancestrales y la ciencia moderna, pone a disposición de quien lo practica un conjunto de herramientas de gran valor para alcanzar un desarrollo personal equilibrado. Los principios esenciales que lo rigen están, precisamente, diseñados para ello. A continuación procedemos a profundizar en el modo en que las personas con Esclerosis Múltiple pueden beneficiarse de esta forma de meditación.

FOCALIZACIÓN EN EL MOMENTO PRESENTE: LA ATENCIÓN PLENA
El Mindfulness tiene, como uno de sus objetivos esenciales, promover un pensamiento centrado en aquello que está ocurriendo en cada preciso instante en el que se vive. Así pues, contempla el momento presente como el tejido mismo de la existencia, animando a quien lo practica a no evadirse mentalmente en la elucubración de futuros inciertos o la recreación de pasados dolorosos. Desde esta perspectiva, el instante que surge es la única fuente auténtica de la vida misma en su esencia, por lo que apresar sus matices deviene una forma profunda de ser y existir.

Una de las particularidades de la Esclerosis Múltiple es que su evolución clínica es muy incierta, lo que genera un profundo desasosiego ante la sensación de pérdida de control. Existen casos en los que la discapacidad acumulada es mínima aun cuando la enfermedad se diagnosticó muchos años atrás, mientras que en otros casos la pérdida de importantes funciones corporales se presenta de un modo insidioso e incapacitante (incluso desde el preciso momento de la confirmación clínica). Algunas personas que fueron diagnosticadas de Esclerosis Múltiple en su subtipo remitente recurrente (aparición periódica de brotes con recuperación total o parcial, a los que sigue un periodo de síntomas atenuados) temen que su enfermedad evolucione hacia formas progresivas secundarias (evolución continuada de la pérdida funcional). En estos casos, la preocupación por el futuro llega a dominar por completo la experiencia de la persona, que ve condicionada su cotidianidad por pensamientos muy difíciles sobre el modo en que su situación empeorará en los años venideros.

En todos estos casos, el Mindfulness proporciona diversas estrategias para centrar la experiencia en el momento en el que se vive, evitando que la atención se proyecte hacia la construcción de futuros poco alentadores. Con la atención focalizada en el presente, la persona puede extraer de cada instante su máximo significado, evitando que su conciencia fluctúe hacia lo que ya pasó o lo que podría suceder.
EVITACIÓN DEL JUICIO

Las personas tenemos una tendencia natural a juzgar nuestra experiencia. De hecho, no existe una realidad objetiva que pueda llegar a aprehenderse en su totalidad, sino que ésta se filtra a través del tamiz de la subjetividad. Los juicios implican un posicionamiento respecto a lo que se vive, un esfuerzo cognitivo por dotar de significado a cada instante. Por sí misma esta tendencia natural no implica un problema mayor, pero en determinadas circunstancias (sobre todo cuando se aprecia un daño emocional que bruñe y domina la percepción) genera una miríada de valoraciones negativas que nos privan de abrazar genuinamente lo vivido.

En ciertos casos, el juicio de la realidad deviene un mecanismo automático que surge a la conciencia sin voluntariedad aparente, lo que nos aparta de forma definitiva de una experiencia vital plena. Es por este motivo que muchas personas no son conscientes del flujo permanente de evaluación negativa que domina sus vidas, puesto que éste queda a menudo instaurado como una dinámica de pensamiento esculpida por los hábitos cognitivos adquiridos.

Desde una perspectiva neurológica, sabemos que los pensamientos negativos refuerzan los circuitos neuronales asociados a éstos, generando conexiones (sinapsis) más fuertes a medida que recurrimos a ellos. De este modo, aumenta su disponibilidad a la conciencia y se convierten en Pensamientos Automáticos Negativos (PAN), habitualmente muy invasivos.

Con el Mindfulness se persigue no sólo experimentar plenamente el momento presente, sino aceptarlo tal y como es, posicionándose la persona como un espectador imparcial (pero activo) de la realidad que le envuelve. Esto requiere un esfuerzo consciente dirigido a modificar el hábito del pensamiento enjuiciador, abriéndose a las distintas posibilidades que la experiencia ofrece en su continua e inexorable transformación. No se trata de eliminar el criterio subjetivo, sino de fomentar una aceptación profunda y auténtica de los hechos que suceden, de modo que la incidencia de un evento específico no desestabilice a la persona por las diversas atribuciones catastróficas que pudieran hacerse de él.

En el caso de la Esclerosis Múltiple es habitual que la persona se culpe a sí misma o a los demás por la aparición de la enfermedad (aunque no existan evidencias objetivas de relación causal). Con esta forma de atribución es frecuente que surjan emociones de profundo calado, tales como la rabia y la tristeza, que condicionan las relaciones intra e interpersonales. En otros casos la persona se juzga duramente a sí misma por los nuevos roles que la enfermedad llega a propiciar (abandono del puesto de trabajo, p.e.) o por no sentirse con la energía suficiente para asumir las responsabilidades habituales, lo que supone también un juicio negativo que se focaliza dolorosamente en la pérdida. El Mindfulness puede ayudar a promover la aceptación de estas situaciones de un modo que se libere gran parte de la energía mental que consume el juicio cognitivo, y la persona pueda poner en marcha mecanismos de afrontamiento orientados al problema (que fomenten una mejor adaptación y emociones más saludables). De hecho, son diversos los estudios que sugieren que el Mindfulness puede reducir los síntomas depresivos y de ansiedad en personas con Esclerosis Múltiple (Grossman et al., 2010), así como determinados signos clínicos propios de la enfermedad, tales como las alteraciones del equilibrio y la coordinación; lo que redunda en una mayor satisfacción con la vida (Burschka et al., 2014).

REDUCCIÓN DEL ESTRÉS
Todas las personas estamos sometidas a estrés. De hecho, éste puede funcionar como un valioso motor para la acción, por lo que su eliminación radical sería absolutamente contraproducente (además de un propósito irreal, dado que las circunstancias de la vida actual implican necesariamente algún grado de estrés). El objetivo prioritario del Mindfulness es gestionarlo de una forma saludable, de modo que la persona pueda reaccionar más eficazmente ante las exigencias que impone su vida cotidiana.

Cuando experimentamos estrés nuestro organismo responde segregando importantes cantidades de cortisol (hormona esteroidea). Éste emana desde las glándulas suprarrenales (eje hipotálamo hipofisiario adrenal) y circula por el torrente sanguíneo, preparándonos para una respuesta inmediata con la que lidiar contra el hecho estresante. Actualmente sabemos que la presencia esporádica de cortisol no es necesariamente nociva para el organismo, pero cuando éste se mantiene durante periodos de tiempo prolongados puede llegar a generar un efecto tóxico sobre éste y facilitar la aparición de importantes problemas de salud. Por este motivo, la gestión del estrés reviste un carácter fundamental para el equilibrio físico y mental. En este contexto, se sabe que el Mindfulness genera cambios muy positivos en el cerebro en áreas tales como la corteza cingulada anterior (asociada a la autorregulación emocional) y el hipocampo (procesamiento de la emoción y la memoria) (Hölzel, 2011); dos áreas particularmente sensibles a los efectos deletéreos del estrés y cuya integridad redunda en una mayor satisfacción general con la vida.

En el caso de la Esclerosis Múltiple, existen muchas circunstancias que pueden provocar estrés: los síntomas por sí mismos (durante los episodios agudos), las pérdidas percibidas (en los periodos interepisódicos), el cambio de roles sociales, la incertidumbre respecto al futuro, la reorganización del autoconcepto, etc. Algunos estudios sugieren que el estrés excesivo puede precipitar la aparición de brotes al incrementar los niveles de citoquinas proinflamatorias en el cerebro (Ackerman et al., 2002), aunque esta cuestión precisa todavía de mayor investigación al respecto. Otros autores (Buljevac, 2003), incluso, indican que los grandes acontecimientos estresantes pueden propiciar brotes en periodos de tiempo inferiores a las 14 semanas. Por lo tanto, aunque la gestión del estrés es una recomendación extensible para todos, es todavía más importante en el caso de las personas que sufren Esclerosis Múltiple.

CONCLUSIÓN:El Mindfulness es una forma de meditación que promueve estados emocionales beneficiosos en todas las personas.
En el caso de quienes sufren Esclerosis Múltiple, y dadas las particularidades de la enfermedad, estos beneficios pueden contribuir sensiblemente (junto al tratamiento farmacológico y psicológico) a mejorar la calidad de vida. La gestión emocional es clave en las personas con esta enfermedad, así como la reducción del estrés y la capacidad para orientar la atención hacia las oportunidades que cada momento brinda. Todo ello puede ser potenciado con la práctica continuada del Mindfulness, que constituye una herramienta poderosa para promover una vida feliz y gratificante.
Joaquín Mateu MolláPSICÓLOGO ESPECIALISTA EN PSICOPATOLOGÍA Y SALUD, DOCTORADO EN PSICOLOGÍA CLÍNICA
Sara Ferrer descubrió el mindfulness en el momento en el que aceptó que sufría un trastorno de la alimentación. Vivía, según relata, desconectada de sí misma, de sus necesidades físicas y biológicas. Empezó a practicar la meditación en la atención plena y experimentó una gran mejoría. "Me ayudó a escucharme, a observar qué es lo que necesitaba mi cuerpo. Volví a recuperar el contacto con esa parte de mí misma que tanto rechazaba", explica Ferrer, que ahora trabaja como coordinadora del programa de alimentación consciente en la Escuela Transpersonal en Madrid.

Cada vez más centros y profesionales que tratan a pacientes con Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) están introduciendo el mindfulness, o la práctica de la atención plena, en sus terapias con los enfermos para obtener mejores resultados. "Esta herramienta lo que permite es pasar de la conducta compulsiva que se da en este tipo de trastornos a una mucho más consciente. Se trata, en definitiva, de ser conscientes de la cantidad que comemos, saber qué es lo que necesitamos ingerir y ser dueños, en definitiva, de nuestros actos", explica Carmen Tolosa, experta del Centro de Psicología Aplicada de la Universidad Autónoma de Madrid sobre Trastornos del Comportamiento Alimentario.

Aunque en España elmindfulness aún no está muy extendido en los tratamientos de estas enfermedades, "cada vez hay más psicólogos que las conocen y las utilizan como una herramienta más de trabajo a la hora de evaluar a los pacientes", señala Tolosa.

Para la psicóloga Sara Valcárcel, "la anorexia o la bulimia son trastornos mentales que tienen una raíz profunda y, por eso, cada caso es personal e intransferible, pero cualquier herramienta que ayude al enfermo a conectar consigo mismo es sin duda apoyo importante en su tratamiento".

El mindfulness y la meditación logran "rápidos beneficios" en los enfermos, según Darina Nikolaeva, de la Escuela Transpersonal. "Los pacientes que sí lo practican o lo introducen en sus terapias evolucionan mucho más rápido e incluso hay altas totales", explica Tatiana Muñoz, que trata a personas con estos problemas desde hace 15 años.

Según Carmen Tolosa, el mindfulness "ayuda a regular emociones e identificar aquellas que pueden desembocar, por ejemplo, en atracones o en actos de purga como el vómito". Según Tatiana Muñoz, "cuando la gente empieza a meditar, sale del estado emocional que le ha llevado a padecer esos síntomas asociados a la comida. Al meditar es como si le dieran al pause y vieran las cosas desde otra perspectiva mucho más consciente. La actitud de no enjuiciarse a sí mismo y aceptar la realidad tal y como es ayuda a que lo emocional no nos secuestre. Pero no se trata de estar relajado, como en la meditación, sino de estar consciente".

En el hospital Universitario La Paz ya se utiliza el mindfulness para tratar a personas con estos problemas. Uno de los referentes internacionales está en la facultad de Medicina de la Universidad de Montreal, en Canadá. "Intentamos tratar al enfermo o la enferma con ejercicios que calmen el estrés y cultiven una resiliencia a largo plazo. Está científicamente probado que la meditación es beneficiosa y eficaz a la hora de mejorar la salud y la calidad de vida de estos enfermos", explica el doctor Hugues Cormier, uno de los responsables del programa.

Para el doctor Jean Wilkins, que lleva 30 años tratando a adolescentes con anorexia, "es importante crear un vínculo con el joven, intentar comprender el problema que le ha hecho caer en la enfermedad, y eso se hace a través del diálogo y con tiempo. El tiempo es muy necesario", añade.

Para Sara Ferrer, que ha vivido el problema desde los dos lados, la alimentación consciente ayuda a "saber qué es lo que necesitas comer, identificar si es hambre física o emocional. Aprendes a controlar la cantidad, a observar los sabores. Empiezas a sentir el hambre, que es tan rechazado por el enfermo en una determinada fase de la enfermedad. Se trata de volver a sentir en el cuerpo las necesidades físicas que durante tanto tiempo han estado desatendidas".

Fuente: http://www.elmundo.es/vida-sana/2015/10/15/561d13ca22601d093b8b45d5.html
Ma Ángeles Mestre presenta su libro “De la Fibromialgia a la salud”, donde recoge consejos prácticos para superar esta enfermedad. La autora propone una transformación en la manera de pensar, sentir y actuar que parte de la meditación.

Todo lo que necesitas, la fuerza para curarte, está a punto para que tú lo descubras con la meditación. Lo dice Ma Ángeles Mestre, diagnosticada de fibromialgia y síndrome de fatiga crónica hace ocho años y, desde hace tres, asintomática.

Mestre publicó su primer libro más autobiográfico titulado “Hablemos de la fibromialgia” y ahora ha lanzado “De la Fibromialgia a la salud” un título que firmará hoy en el Corte Inglés de Santa Cruz de Tenerife.... SIGUE LEYENDO


Según los resultado del estudio, con esta práctica se aprecia mejoría del estado emocional e inmunológico de los pacientes

EFE / Barcelona - Avance insólito para las personas que padecen VIH. Un estudio publicado en la revista 'AID&Behavior' asegura que una técnica de meditación mejora el bienestar de los enfermos de sida. El informe señala que esta terapia está basada en el 'mindfulness', definida como "la capacidad de estar presente, momento a momento y en cada experiencia de la vida cotidiana", según ha explicado la fundación Lucha contra el Sida.

El estudio se realizó a partir de la asistencia a clases supervisadas por un psicólogo donde se impartían sesiones de meditación, yoga y ejercicios cognitivos.

Mejora del bienestar de los enfermos
Según los resultados del experimento, el 'mindfulness' ha mejorado la calidad de vida y el estado emocional e inmunológico de los enfermos. Esta práctica de meditación, "pretende cambiar las respuestas que la mente da de forma automática en atención plena", asegura la fundación.

Además, añaden que los resultados han mostrado que "la calidad de vida, el estrés psicológico y los síntomas de depresión y de ansiedad mejoraron de forma significativa en el grupo que siguió el programa de 'mindfulness'". En este sentido, el informe ha demostrado que esta nueva técnica puede ayudar a promover un envejecimiento mucho más saludable en las personas con VIH, así como en la población general.
Fuente: http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/una-tecnica-similar-meditacion-mejora-calidad-vida-enfermos-sida-3246121
Los cambios que ocurren en el cerebro asociados con la meditación y con la reducción del estrés pueden desempeñar un papel importante en la reducción de la progresión de los trastornos cognitivos relacionados con la edad, como la enfermedad de Alzheimer y otras demencias.

Así lo sugiere un estudio del Beth Israel Deaconess Medical Center, en EE.UU., en el que participaron personas de entre 55 y 90 años, algunas de ellas diagnosticadas con un deterioro cognitivo leve.
Esta es la etapa intermedia entre el declive cognitivo producto del envejecimiento normal y el deterioro cognitivo más grave asociado con la demencia.

Algunos recibieron un tratamiento de reducción del estrés basado en yoga y meditación y otros, una atención tradicional.

Todos los participantes se sometieron a una resonancia magnética funcional al inicio del estudio y ocho semanas después para determinar si había cambios en las estructuras del cerebro o en la actividad cerebral.

En los participantes de ambos grupos se vio un aumento de la atrofia en el hipocampo, que es la parte del cerebro responsable de las emociones, el aprendizaje y memoria. Sin embargo, en quienes realizaron meditación y yoga, el incremento de la atrofia fue menor.

Además, en ellos también se vieron mejoras significativas en la conectividad funcional de ciertas regiones del cerebro.

“La mayoría de los datos sugieren una tendencia hacia la mejoría en cognición y bienestar", dijo en el sitio de ese centro médico la investigadora Rebecca Erwin Wells.

La científica recordó que aproximadamente el 50% de las personas diagnosticadas con deterioro cognitivo leve puede desarrollar demencia dentro de los próximos cinco años y que actualmente no hay medicamentos aprobados por la FDA (entidad reguladora de fármacos y alimentos en EE.UU.) para detener esa progresión.

Por eso, recomienda a las personas con este diagnóstico meditar y practicar yoga.

"Se trata de un estudio pequeño y se necesita más investigación, pero estamos muy entusiasmados con estos resultados porque sugieren que esas prácticas pueden reducir la atrofia del hipocampo y mejorar la conectividad funcional en las áreas del cerebro más afectadas por la enfermedad de Alzheimer”, comentó.

Fuente: http://www.elfinancierocr.com/estilos-de-vida/meditacion-retrasar-progresion-Alzheimer-demencias_0_414558546.html


No lo dice un grupo «new age», ni unos amantes de la pseudociencia o de la falsa espiritualidad, sino un equipo de psiquiatras liderado por el Hospital General de Massachusetts, que ha realizado el primer estudio que documenta cómo ejercitar la meditación puede afectar al cerebro. Según sus conclusiones, publicadas en Psychiatry Research, la práctica de un programa de meditación durante ocho semanas puede provocar considerables cambios en las regiones cerebrales relacionadas con la memoria, la autoconciencia, la empatía y el estrés. Es decir, que algo considerado espiritual, nos transforma físicamente y puede mejorar nuestro bienestar y nuestra salud.

Las áreas de materia gris relacionadas con la memoria, la empatía y el estrés se transforman de forma considerable.

«Aunque la práctica de la meditación está asociada a una sensación de tranquilidad y relajación física, los médicos han afirmado durante mucho tiempo que la meditación también proporciona beneficios cognitivos y psicológicos que persisten durante todo el día», explica la psiquiatra Sara Lazar, autora principal del estudio. «La nueva investigación demuestra que los cambios en la estructura del cerebro pueden estar detrás de esos beneficios demostrados, y que la gente no se siente mejor solo porque se han relajado», apunta.

Lazar ya había realizado estudios previos en los que había encontrado diferencias estructurales entre los cerebros de los profesionales de la meditación, con experiencia en este tipo de prácticas, y los individuos sin antecedentes, como, por ejemplo, un mayor grosor de la corteza cerebral en áreas asociadas con la atención y la integración emocional. Pero entonces la investigadora no pudo confirmar si este proceso había sido fruto de, simplemente, haber pasado unos ratos de reflexión.
Conciencia sin prejuicios

Para el estudio actual, los científicos tomaron imágenes por resonancia magnética de la estructura cerebral de 16 voluntarios dos semanas antes y después de realizar un curso de meditación de ocho semanas, un programa para reducir el estrés coordinado por la Universidad de Massachusetts. Además de las reuniones semanales, que incluían la práctica de la meditación consciente, que se centra en laconciencia sin prejuicios de sensaciones y sentimientos, los voluntarios recibieron unas grabaciones de audio para seguir con sus cavilaciones en casa.

Los participantes en el grupo de meditación pasaron 27 minutos cada día practicando estos ejercicios. Sus respuestas a un cuestionario médico señalaban mejoras significativas en comparación con las respuestas antes del curso. El análisis de las imágenes por resonancia magnética encontró un incremento de la densidad de materia gris en el hipocampo, una zona del cerebro importante para el aprendizaje y la memoria, y en estructuras asociadas a la autoconciencia, la compasión y la introspección. Además, se descubrió una disminución de la materia gris en la amígdala cerebral, un conjunto de núcleos de neuronas localizadas en la profundidad de los lóbulos temporales, lo que está relacionado con una disminución el estrés. Ninguno de estos cambios fueron observados en el grupo de control formado por otros voluntarios, lo que demuestra que no fueron resultado solo del paso del tiempo.

«Es fascinante ver la plasticidad del cerebro y cómo, mediante la práctica de la meditación, podemos jugar un papel activo en el cambio del cerebro y puede aumentar nuestro bienestar y calidad de vida», dice Britta Hölzel, autora principal del estudio. El hallazgo abre las puertas anuevas terapias para pacientes que sufren problemas graves de estrés, como los que soportan un agudo estrés post-traumático tras una mala experiencia.


Fuente: http://www.abc.es/20110127/ciencia/abci-ocho-semanas-meditacion-pueden-201101271127.html
Los enfermos del corazón que practican meditación trascendental pueden reducir en casi 50% su riesgo de infartos, derrames cerebrales y muerte.

Ésa es la conclusión de un estudio financiado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos presentado durante la conferencia anual de la Asociación Estadounidense del Corazón que se realiza en Orlando, Florida.

En el estudio de nueve años -llevado a cabo en el Colegio Médico de Wisconsin y la Universidad Maharishi en Iowa- participaron 201 individuos afroamericanos de una edad promedio de 59 años que sufrían arteriosclerosis (estrechamiento de las arterias).

A la mitad de los participantes se les asignó la práctica de meditación trascendental, que consiste en reducir el estrés por medio de la relajación y la respiración.

El grupo debía meditar 20 minutos dos veces al día.

El resto de los individuos recibió clases para mejorar su salud y para cambiar los factores de riesgo tradicionales, como la modificación de la dieta y el ejercicio.

Todos los participantes siguieron tomando sus medicamentos y recibiendo atención médica estándar.

Menos hipertensión
Después de nueve años, los investigadores descubrieron que el grupo de meditación había logrado una reducción de 47% en el riesgo de infartos, derrames cerebrales y muerte, comparado con el resto de los participantes.

Además de esa reducción, los científicos también encontraron en el grupo de meditación una disminución importante (5 mmHG) en la presión arterial y una reducción del estrés psicológico de algunos participantes.

Según el doctor Robert Schneider, principal autor del estudio y director del Centro para Medicina Natural y Prevención de la Universidad Maharishi, "estudios en el pasado ya habían mostrado los beneficios de la meditación trascendental en la presión arterial y el estrés, independientemente del origen étnico de la persona".

"Pero éste es el primer estudio controlado que muestra que la práctica a largo plazo de este programa de reducción de estrés reduce la incidencia de eventos clínicos cardiovasculares, como infartos, derrames cerebrales y mortalidad".

Tal como expresa el científico, el efecto que mostró la meditación trascendental en este estudio fue como si se hubiera descubierto una nueva familia de fármacos para la prevención de enfermedades del corazón.

"En este caso -dice el investigador- los nuevos medicamentos de derivan de la propia farmacia interna del organismo estimulados por la práctica de la meditación trascendental".


Beneficios

Ingrid Collins, psicóloga del Centro Médico de Londres afirma que "no me sorprende que un cambio como éste en la conducta tenga beneficios enormes tanto emocional como físicamente".

"La energía física y la emocional existen como un proceso continuo y cualquier cosa que nos afecte físicamente afecta nuestras emociones y viceversa".

Otros expertos, sin embargo, afirman que aunque los resultados son importantes ahora será necesario llevar a cabo más investigaciones con otras poblaciones para confirmar que la meditación trascendental puede tener un impacto en la vida de todos los pacientes cardíacos.

El estudio fue financiado con una beca de US$3,8 millones de dólares del Instituto Nacional de Corazón, Pulmón y Sangre de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

Según la Asociación Estadounidense del Corazón tan sólo en ese país ocurren cerca de 1,5 millones de infartos cada año, es decir, un infarto cada 34 segundos.

Y las enfermedades coronarias se convirtieron ya en la principal causa de muerte en el país.

La meditación trascendental fue introducida por primera vez al público en 1955 por el Marahishi Mahesh Yogi.

La Fundación Maharishi afirma que esta práctica es un programa para el desarrollo de la conciencia y los cursos para aprender la técnica original sólo están disponibles a través de la fundación.


Fuente: http://www.bbc.co.uk/mundo/ciencia_tecnologia/2009/11/091117_meditacion_cardiovasculares_men.shtml
Qué es la meditación, cuáles son sus principales ventajas y cómo hacerlo.
En los últimos años, científicos de todo el mundo se han dado a la tarea de encontrar pruebas que demuestren cómo la meditación, una práctica milenaria que consiste esencialmente en observar las emociones y los pensamientos sin juzgarlos, ofrece beneficios para la salud.

Múltiples investigaciones han encontrado que reduce los niveles de estrés, mejora la empatía y aumenta la capacidad de atención. Y la más reciente, realizada por científicos españoles y publicada en marzo de este año en la revista PLoS One, no se quedó corta en presentar el provecho que los monjes zen sacan de la meditación diaria.

El estudio titulado 'Cambios cerebrales en meditadores zen, usando espectroscopia de resonancia magnética de protón y tensor de difusión: Un estudio controlado', concluyó que los meditadores que llevan en promedio 15 años realizando esta actividad aumentan su atención y disminuyen los índices de ansiedad y depresión.

Nicolás Fayed, jefe de neurorradiología del Hospital Quirón de Zaragoza (España) y uno de los autores del estudio, habló con CARRUSEL y nos explicó cómo surgió la idea de realizar la investigación: "Por lo general, hacemos estudios en pacientes que tienen fibromialgia y que también tienen depresión y ansiedad. Nos dimos cuenta de que algunos hacían meditación y mejoraban su salud, así que se nos ocurrió hacer un estudio con meditadores zen. La idea era ver si había alguna diferencia en su cerebro con los que no hacían meditación".

Luego de un año de trabajo y de pruebas, y gracias a imágenes hechas con resonancia magnética funcional, encontraron en los meditadores un aumento de la conectividad entre la corteza cerebral y los núcleos profundos del cerebro. Fayed explica: "La corteza comunica con estructuras profundas como el tálamo. Vimos que en el hemisferio izquierdo había un aumento de la plasticidad neuronal, o sea que hay una mejoría entre la conectividad de las neuronas".

Por otro lado, en los meditadores aumenta la vitamina myo-inositol (B8), relacionada con la proteína interleucina2, en una zona concreta del cerebro (el giro cingulado posterior). Aquellas sustancias regulan la respuesta inmune y activan células gliales que pueden ayudar al sistema afectivo, la ansiedad y la conducta. Y, por último, encontraron que en esa misma zona cerebral estaba disminuido el metabolismo de las células nerviosas: "Es como si gastaran menos energía –dice Fayed–.

Los meditadores tienen un metabolismo más bajo que las personas que no hacen meditación".

Según el experto, meditar podría ayudar a personas que presentan trastornos de atención –asociados con hiperactividad en adultos y niños– y trastornos de conducta como depresión y ansiedad, así como a quienes buscan disminuir el estrés laboral.

Por supuesto, esta investigación es solo una entre las múltiples que se han hecho al respecto. Otro estudio publicado en Psychiatry Research, realizado por psiquiatras del Hospital General de Massachusetts, demostró que un programa de meditación de ocho semanas puede transformar las regiones cerebrales relacionadas con la memoria, la autoconciencia, la empatía y el estrés. Así también, científicos de la Universidad de Emory lograron demostrar que los meditadores desarrollan más empatía con los demás. Y una investigación de la Universidad George Mason en Estados Unidos comprobó que los estudiantes que meditan antes de clase logran retener los contenidos más fácil que quienes no.

La lista de pruebas científicas es larga, pero todas coinciden en que cualquiera que sea el enfoque (yoga, budista, zen o la de atención plena –conocida como mindfulness–), los meditadores sufren menos estrés, toman mejores decisiones y se conocen más a sí mismos.

¿Qué es la meditación?
La meditación se desarrolla desde diferentes tradiciones y disciplinas, y el yoga –nacido en India en el tercer milenio a. C., aproximadamente– es una de las más conocidas y extendidas en Occidente. El director de Natural Yoga, Gustavo Cavacini, explica que la meditación "es un ejercicio de introspección en el cual uno trata de silenciar la mente, de detener el flujo de pensamientos para conectar con el ser interior".

Cuando las personas hacen hatha yoga están meditando, pues la práctica consiste en unir el cuerpo, la mente y el espíritu. "En la práctica del yoga se reconocen dentro del ser los cuerpos físico, de energía, de emociones, mental y espiritual. Como todos son uno, con las posturas se están equilibrando todos", asegura Cavacini.

Su práctica frecuente reporta ventajas para la salud física, mental y emocional: se tonifican los músculos y se hacen más elásticos. Al mismo tiempo, activa el sistema endocrino, ayuda a bajar los niveles de estrés y a aumentar la concentración. Muchas posturas tienen beneficios para órganos como el corazón, el hígado, los riñones y, como si fuera poco, al ver cómo se siente una persona y qué piensa, puede tomar decisiones basadas en la tranquilidad y no en las emociones.

Por otro lado, en el budismo la meditación es la herramienta principal. Olga Sierra Santos, budista desde hace 17 años, cuenta que "es un método que nos ayuda a darnos cuenta cuáles son nuestros estados mentales. En el día a día estamos tan distraídos que no notamos qué es lo que sentimos y lo que hacemos es reaccionar todo el tiempo. Cuando meditamos, paramos y vemos qué sentimientos habitan en nosotros".

La búsqueda budista con la meditación es cultivar aspectos que generen más tranquilidad y familiarizarse con las emociones propias. "Si mi mente está más tranquila –explica Olga–, soy una persona pacífica. No voy a ser reactiva sino proactiva y podré pensar lo que quiero decir antes de actuar". A través de las meditaciones diarias, los budistas buscan la transformación de las emociones y ser más compasivos y amorosos.

Como estas tradiciones, existen otras que tienen a la meditación como una práctica clave. El Tai Chi es un sistema de meditación centrado en el cuerpo, que se ejecuta mediante movimientos suaves, estiramientos, atención a la postura y a la respiración profunda. Otro tipo de meditación es la promocionada por el Instituto Heartmath. Después de 20 años de investigación sobre el estrés, la fatiga y el efecto de las emociones en el cuerpo, los investigadores de esta organización encontraron que el corazón humano genera un campo electromagnético que cambia según lo que una persona siente. Si se centran en el corazón sentimientos de apreciación y gratitud, estas emociones afectan la respuesta de todo el cuerpo. Este efecto de bienestar desde el corazón a todo el cuerpo se logra mediante meditaciones.

El recuento de las formas de meditación es largo, pero lo verdaderamente interesante de esta práctica es que, sin importar el enfoque, reporta beneficios físicos, emocionales y hasta intelectuales para quienes la realicen.

Cómo acercarse al mundo del ‘no juicio’

Contrario a lo que muchos piensan, varios iniciados en el arte de meditar aseguran que no se trata de no pensar en nada y dejar la mente en blanco. Para hacerlo, tampoco es necesario cumplir con requisitos religiosos, sino tener la intención de relajarse y soltar todas las distracciones que hay alrededor. Aunque existen muchos tipos de meditación, y también las hay guiadas, una manera de acercarse a ella es mediante la respiración y la observación, dos elementos básicos de esta actividad. Este sencillo ejercicio puede ayudarle a acercarse al mundo de la meditación.

Lo primero es sentarse de la manera más cómoda posible, sin que la espalda vaya a cansarse, sin dormirse, y en silencio. Algunos acompañan con música las meditaciones, todo depende de cómo se sienta más cómodo. Cavacini recomienda: "Apaga el celular, no tengas nada prendido, escoge un momento en el que no tengas que ir a ningún lugar, trata de no tener un reloj a mano y observa tu respiración".

Concéntrese en la respiración. Poco a poco, el ritmo cardíaco baja. Esto es fundamental para que la mente entre en calma. Luego, como no se trata de evitar a toda costa los pensamientos, en la medida en que respire deje que las imágenes desfilen por su mente: cómo se siente, qué piensa, qué juicios hace sobre su propia vida. Pero no se quede en eso. Pase de uno a otro. Con paciencia, vea todo lo que su mente le muestre. No piense si está bien o mal, si tiene razón o no. Solo respire.

Y por último, sienta su cuerpo poco a poco: cómo están sus piernas, sus brazos, su tronco. Lentamente, y sin dejar de atender la respiración, abra los ojos.

Esta es una práctica que puede desarrollar durante 5 o 10 minutos diarios. Mientras entrena su mente para que esté más centrada, puede encontrarse con algunos obstáculos. Lo más importante, como indica Olga Sierra, es "no hacer diálogos discursivos mientras medita, sino poner la intención de que hace este ejercicio para transformarse, para calmarse y para tomar decisiones desde un lugar más neutral".

10 beneficios de meditar

1. Disminuye la presión sanguínea y el estrés. Esto fue comprobado en un estudio de la Sociedad Americana del Corazón, publicado en noviembre de 2012 en Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes. Según la investigación, podría ayudar a quienes sufren del corazón.

2. Un estudio de la Universidad de Harvard del 2010 concluyó que la mitad del tiempo que estamos despiertos nuestras mentes se pierden en pensamientos. Es decir, 47 por ciento del día pensamos en las preocupaciones, en cómo hacer o no hacer las cosas, y evitamos el momento presente. Meditar ayuda a estar más centrado en el aquí y el ahora.

3. Quienes practican meditación tienen más habilidad para leer las expresiones faciales de los demás y muestran más actividad en las regiones del cerebro relacionadas con la empatía, según un estudio publicado en la revista Social Cognitive and Affective Neuroscience.

4. En los meditadores se ha descubierto también un aumento de la densidad de materia gris en el hipocampo, una zona del cerebro importante para el aprendizaje y la memoria, y en estructuras asociadas a la autoconciencia, la compasión y la introspección.

5. La atención es susceptible de entrenarse, y formas de meditación como el mindfulness es una manera viable de hacerlo.

6. Al meditar, el cerebro pasa de crear ondas beta (de acción) a ondas alfa (de relajación). Hacerlo con los ojos abiertos ayuda a entrar en un estado de ondas alfa sin dormirse y estas regeneran los sistemas nervioso, inmunitario y hormonal.

7. Aumenta la plasticidad de las neuronas y mejora la coordinación entre las células del cerebro. Esto implica que los meditadores son más abiertos a inducir cambios permanentes y positivos en su forma de pensar, que influyen positivamente en su salud y bienestar.

8. Practicando meditación con yoga, las personas tienen músculos más flexibles y elásticos.

9. Al bajar el ritmo cardíaco mediante la respiración se reducen los índices de ansiedad, nerviosismo y depresión.

10. Cuanto más tiempo lleve meditando una persona, mayor es el plegamiento de una zona del cerebro denominada corteza insular. Esta se relaciona con el sistema límbico y las emociones, y con los procesos afectivos y la conciencia. Esto lo determinó una investigación de la Universidad de California (UCLA).

Fuente: http://www.eltiempo.com/carrusel/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-12833527.html
Es importante comer saludable y hacer ejercicio para tener una vida plena, pero no es lo único que se necesita.

Una alternativa para mejorar la salud es la meditación, terapia que ayuda a tener paz interior y a ver las cosas de manera positiva sin tener que hacer nada complicado.

Meditar es uno de los mejores consejos de salud y ayuda a las personas que logren relajarse, requisito indispensable si quieres mostrar una mejor cara al mundo y por supuesto, sentirte bien desde el interior.

Una persona con paz mental es más atractiva y proyecta una mejor imagen al exterior, atrayendo a sí misma cosas buenas y éxitos; pero para esto, es importante renunciar al egoísmo en el que vivimos la mayor parte del tiempo.


“Cuando se ha dejado de ser alguien se comprende la auténtica naturaleza que está detrás del velo de la mente“.

A continuación te daremos algunos consejos para que puedas meditar por cuenta propia; toma en cuenta que esto es una guía para principiantes, pero es perfecta si no conoces mucho sobre el tema.

Pasos para practicar la meditación.

  • Debemos de estar sentados y con las piernas cruzadas, espalda recta y relajada, la pelvis hacia enfrente (de manera que el vientre se acerque al regazo); el mentón y el rostro deben de estar levantados pero sin tensión.
  • La habitación debe de estar iluminada suavemente con la luz de velas, que a la vez mantiene la habitación tibia y acogedora para que el cuerpo se relaje y proceda a lo siguiente.
  • Al estar en un estado de relajación, se comienzan a liberar diferentes sensaciones del cuerpo, mente y voluntad: estas pueden ser recuerdos, conceptos y diferentes cosas que buscan distraer a la persona.
  • Es importante no involucrarse ni pensar, y simplemente dejar todo pasar hasta que se llegue al estado en donde sólo quede ‘la presencia del ser’. O sea, dejando atrás toda la identidad y permaneciendo como solo un ente más.
  • Cuando se logra esto, es mucho más sencillo viajar al mundo interior: mediante respiraciones calmadas, siguiendo los latidos del corazón y buscando romper las barreras que el mismo ser humano ha creado para no poder conectar consigo mismo.
La meditación no es ninguna charlatanería como muchos podrán creer, pues existen muchos beneficios de la relajación comprobados científicamente: reduce el estrés, aumenta la concentración, fortalece el sistema imunológico y muchas otras cosas.

Recomendamos que busquen adentrarse más en el tema y que prueben con este método de medicina alternativa para poder mejorar su salud sin necesidad de un tratamiento agresivo.



Fuente: http://glovege.com/2013/05/meditacion-mejorar-salud-consejos/